Teléfono +1-809.598.5553
El Carnaval en República Dominicana

El Carnaval dominicano, es la celebración mas vibrante de la cultura e identidad dominicana. Una experiencia que todos deberían tener en algún momento de su vida. 

Es un momento en el que los dominicanos de todas las edades y de todas las regiones salen a las calles, en sus casas o en las ciudades vecinas de carnaval, para disfrutar de los desfiles con sus familias y seres queridos.

Los visitantes y los dominicanos esperan con mucha ilusión esta época del año. 

Todos los domingos durante el mes de febrero, se realizan coloridos desfiles en cada una de las principales ciudades y regiones de la República Dominicana, algunas de ellas se extienden hasta la primera semana de marzo. 

El Carnaval de La Vega es el más antiguo, el más grande y el más popular de todos, seguido del Carnaval de Santiago. Otras ciudades que albergan desfiles son Santo Domingo, Montecristi, Bonao, Puerto Plata, Río San Juan y Barahona. 

Los trajes, las máscaras y los personajes místicos son distintos en cada área y revelan las tradiciones y creencias folklóricas dominicanas, tan diversas como la población del país.

La temporada generalmente se inicia con un vibrante espectáculo de gala de carnaval cubierto que se celebra en Santiago y culmina con las celebraciones del Día de la Independencia el 27 de febrero.

El evento más colorido de todos es el último en el Desfile Nacional del Carnaval, que se celebra el primer domingo de marzo en la capital de Santo Domingo.

Donde se reúnen grupos y personajes de todas partes de la República Dominicana para una último gran fiesta de carnaval a lo largo del boulevard en el malecón de la ciudad.

La celebración trae consigo tanta alegría sumados con tradición, donde con los trajes coloridos, la música enérgica y definitivamente un baile tan animado que logran que los pies de todos se muevan solos. 

El carnaval es una verdadera experiencia dominicana, los dominicanos miran hacia atrás a una larga tradición dominicana, no se los puede perder es una única experiencia donde todos se divertirán como nunca.

Los espectadores y visitantes no solo disfrutan el sonido rítmico de la música, las costumbres coloridas, y los bien elaborados e increíbles espectáculos de danza, sino también se puede respirar la pasión de los dominicanos que presentan cada una de sus regiones de este hermoso país con orgullo año tras año.

Tanto como los turistas de todas partes del mundo que vienen a celebrar.

El Carnaval en República Dominicana

Historia de El Carnaval en República Dominicana

La tradición del carnaval en la República Dominicana se remonta a principios del siglo XV, durante la época colonial española cuando los dueños de esclavos cristianos permitieron a sus esclavos sacar lo «salvaje» de su sistema.

Originalmente, los lugareños se disfrazaban de moros y cristianos y se utilizaban estos días para alejarse de las rígidas tradiciones religiosas que los colonos habían traído del viejo mundo.

La colonia en vivo fue aburrida y el trabajo duro y la alternancia en cada día de vida fue la principal razón por la que esta festividad fue más que bienvenida.

Algunos investigadores dicen que los primeros eventos de carnaval tuvieron lugar como una celebración de una visita de Fray Bartolomé de las Casas, cuando los habitantes se disfrazaron de moros y cristianos.

Entre 1822 y 1844, la tradición de vestir disfraces durante las festividades religiosas casi desapareció durante la ocupación haitiana. Pero regresó inmediatamente cuando el país logró su independencia el 27 de febrero de 1844.

Los disfraces ya no estaban asociados con celebraciones religiosas, y se convirtieron en carnavales reales, celebrados durante los tres días anteriores al Miércoles de Ceniza. 

Febrero fue el mes que entonces se estableció para celebrar el carnaval en la República Dominicana.

El carnaval se celebra durante todo el mes de febrero a lo largo de todo el país, que se completa cada fin de semana con desfiles, eventos y competiciones. Cada ciudad ofrece su propio desfile carnavalesco. 

La celebración culmina en o cerca del 27 de febrero, Día de la Independencia Dominicana con un gran desfile de carnaval con música en vivo, decenas de grupos que presentan espectáculos impresionantes.

A fines de la década de 1700, se había convertido en una fecha fija para esta importante celebración, que ganó aún más popularidad después de que la República Dominicana obtuviera su independencia de Haití.

Hasta ahora, las procesiones de carnaval mas grandes se pueden visitar en Santo Domingo, La Vega y Monte Cristi.

El Carnaval en República Dominicana

El carnaval más antiguo del caribe

El uso de máscaras para simbolizar entidades espirituales, sobrenaturales y desconocidas del mundo espiritual se ha utilizado desde antes de la historia registrada. 

Las tribus de África y los nativos americanos, entre los muchos pueblos antiguos, usaban máscaras para representar, llamar la atención o esconderse de un ser superior o más espiritual. 

Los nativos de la isla, los taínos y los nativos de las islas circundantes tuvieron sus propias festividades mucho antes de la llegada de los españoles. 

Sus celebraciones se llamaban areitos. Principalmente debían conmemorar los tiempos de siembra y cosecha. También honraron bodas, muertes y otros acontecimientos importantes en sus vidas con estas celebraciones. 

Usarían decoraciones corporales, tatuajes, pintura, joyas y máscaras durante estos festivales. Mas tarde llegaron los conquistadores y esclavos africanos

Estos recién llegados a la isla trajeron con ellos celebraciones de carnaval desde sus países en perspectiva. Los pueblos africanos trajeron consigo sus propios festivales y celebraciones. 

El Carnaval en República Dominicana

Éstos contribuyeron con los colores vibrantes y algunas de las tradiciones de hacer máscaras aterradoras, los instrumentos musicales, la danza y las canciones. 

También le dieron un poco de humor a la mezcla burlándose de sí mismos y de la vida. Era una forma de escapar de las dificultades de la vida. Haciendo su existencia un poco más fácil de soportar haciendo bromas de sí mismos y de sus circunstancias.

Junto con la llegada de Colón y su séquito, llegó la religión europea. Como el carnaval era en su mayoría «pagano», los españoles agregaron sus inflexiones religiosas a la celebración. 

Querían permitirles a sus esclavos que se desahogaran y tuvieran un poco de diversión para sacar lo «salvaje» de sus sistemas. 

A pesar de que dijeron que esto era para los esclavos y los nativos de la isla, los dueños de esclavos también disfrutaron de las festividades sin restricciones. Para apaciguar su lado espiritual, tuvieron que agregar algo de religión a la mezcla.

El carnaval se viene celebrando en Santo Domingo desde mediados de 1500 y antes. 

Hay pruebas del carnaval encontrado en las Ruinas de la Vega Vieja / Ruinas del Antiguo Valle Fértil (cerca de la ciudad actual de La Vega) que muestran que las celebraciones se estaban celebrando aquí incluso antes de que se celebraran en Santo Domingo. 

La gente en el pueblo viejo de La Vega se disfrazaban de moros y cristianos (los moros, es el nombre que los españoles dieron a las personas islámicas, y los cristianos siempre estaban en desacuerdo).

Se piensa que República Dominicana fue el primer lugar en las Américas en observar la costumbre del carnaval antes que a la propia Cuaresma

A finales de la década de 1700, el carnaval se había convertido en una gran celebración. Luego, cuando República Dominicana ganó su independencia el 27 de febrero de 1844, la celebración evolucionó para abarcar también las conmemoraciones del Día de la Independencia. 

Finalmente, convirtiéndose en lo que es hoy. 

Comenzando el carnaval tradicional con las celebraciones previas a la cuaresma, el clímax concluye con las celebraciones del Día de la Independencia. Combinando ambas celebraciones y haciendo de todo el mes de febrero sea un mes de celebración y de tiempo para disfrutar.

Los diversos carnavales en República Dominicana

Desde la variación en las etnias hasta las religiones y los bailes, el desfile nacional es un impresionante caleidoscopio cultural de la República Dominicana, pasada y presente, uno que pocos visitantes pueden ver.

Vamos al son de la música bailando para conocer a los diferentes carnavales de cada una de las ciudades principales en el país.

Carnaval en La Vega

La fiesta callejera mas popular y más grande de la República Dominicana es el Carnaval de La Vega, pero también se ha convertido en el más comercializado a lo largo de los años. 

Fue descrito, por primera vez, por Fray Bartolomé de las Casas en 1520 durante una visita a la ciudad, donde se encontró a los habitantes celebrando vestidos con trajes moros y cristianos.

Los trajes de los demonios de La Vega bien merecen ser vistos de cerca. Cientos de años de tradición, y cientos de horas en rebordear y coser.

La multitud masiva, la música a todo volumen de los altavoces de tamaño natural, y el ambiente de la fiesta dominicana harán de sus vacaciones una experiencia única e imposible de olvidar.

El símbolo del personaje del carnaval dominicano, el diablo cojo, nació en La Vega. Según la tradición, este personaje era un demonio travieso y juguetón que probó la paciencia del propio Satanás; este último lo arrojó a la tierra, durante el cual se lastimó una pierna durante la caída y quedó cojo.

En La Vega, todos los domingos por la noche en febrero tiene lugar un gran desfile de baile; donde, salen los Lame Devils con sus máscaras de papel maché tomando las calles armados con sus vejigas de toros llenas de aire con las que golpean las nalgas, los muslos y las piernas de todos los que tratan de huir, de esta manera «arreglando sus pecados» y … dejándolos cojo por unos segundos.

La horrible figura del diablo está presente en todos los carnavales provinciales dominicanos con infinitas variantes y diferentes nombres (por ejemplo, en Salcedo y Bonao se llaman Macaraos; en Santiago de los Caballeros, se llaman Lechones, etc.).

El Carnaval de La Vega también cuenta con otros bailes callejeros muy famosos, como los Broncos, los Tiznados, los Enlodados, entre otros. 

Sus orígenes provienen de una contaminación de la cultura cubana de Culebra de San Blás, un baile callejero introducido a fines del siglo XIX por inmigrantes cubanos que huían de la revolución en ese país (otros bailes callejeros de origen cubano, como el Baile del Caimán y el Negrita). La Conga, se baila en la ciudad de puerto plata.

Carnaval en Santiago de Los Caballeros

Santiago de los Caballeros, la segunda ciudad más grande de la República Dominicana, alberga el carnaval más popular después de La Vega. 

Los santiagueros son personas orgullosas, artísticas e intelectuales (al menos esa es su reputación y les encanta contarla)

Los disfraces se encuentran sin duda entre los mas sofisticados y elaborados, desde los demonios hasta las comparsas, y demuestran una pasión por la cultura, la creación y la extravagancia.

En Santiago, sus personajes principales son Los Lechones, divididos en dos familias antagonistas principales, los Pepineros y los Joyeros

El Carnaval en República Dominicana
Los Lechones Pepinores

Los Lechones Pepineros se han identificado históricamente con la parte de la ciudad llamada «Pueblo Arriba» y exhiben una máscara con largos cuernos rectos y un pico en forma de pato. 

El Carnaval en República Dominicana
Los Lechones Joyeros

Los Lechones Joyeros de «Pueblo Arriba» se distinguen por los cuernos con ramificaciones y espinas o picos y la boca en forma de cerdo. El explosivo azote de sus poderosos látigos caracteriza el desfile de los Lechones de Santiago.

El personaje La Roba Gallina, probablemente de origen haitiano, se encuentra en todas las provincias y municipios de la República Dominicana. 

Es interpretado por un hombre vestido de mujer, con pechos y nalgas extremadamente grandes y con maquillaje exagerado; lleva una mochila, donde supuestamente esconde la gallina robada, que llena de dulces, mendigando en las tiendas de comestibles y otras tiendas, para arrojar a los niños jubilosos, que lo siguen en procesión por la calle. 

Hace sus paradas en las esquinas, donde baila y aprovecha la oportunidad para recolectar dinero y propinas para su presentación.

Carnaval en Cotui

El Cotui, es una ciudad en el noreste de la República Democrática del Congo, se encuentra a aproximadamente una hora en automóvil de Santo Domingo (el trayecto es montañoso y pintoresco)

Aunque es pequeño, El Carnaval de Cotuí (provincia de Sánchez Ramírez) se remonta a la década de 1950 y presenta disfraces inspirados en hojas de plátano y papel reciclado. Junto con los carnavales de La Vega y Santiago de los Caballeros, es uno de los mas antiguos del país, que data de la época colonial y de la explotación, desde el siglo XVI, de la primera mina de oro en el Nuevo Mundo, en Pueblo Viejo.

Las fiestas comenzaron en los clubes locales y luego se convirtieron en desfiles callejeros. Los temas también evolucionaron, con máscaras temáticas de animales para representar a los demonios.

Cotui es especialmente conocido por su grupo de carnaval Los Platanuses, con raíces africanas muy fuertes, exhiben trajes hechos con hojas de plantas secas y máscaras hechas con hojas de higuera y de calabazas pintadas, decoradas con nidos de termitas y colmenas.

Este personaje dio origen, desde la primera década del siglo XX, a Papelús, cuyo disfraz se hace reemplazando las hojas de plátano con cualquier tipo de papel (originalmente, principalmente papel de periódico)

Los Platanuses o también llamados Los Papeluses son hoy los personajes mas populares del Carnaval de Cotuí; Juampa es su principal representante, creador del Papelús Alado.

Los Funduses con vestido con tiras de plástico, o el Trapús, vestido con trapos viejos, que agregan cada vez mas color al Carnaval de Cotuí.

Carnaval en Santo Domingo

Es el desfile anual más grande y más concurrido del país, que reúne a todos los bailes callejeros y personajes de los diferentes carnavales dominicanos.

El Ayuntamiento del Distrito Nacional y el Ministerio de Cultura, entre otros, son responsables de su organización.

En los barrios de la capital se puede encontrar la mayor diversidad de la tradición de carnaval del país y algunos personajes típicos de renombre, como Alibabá y Se-Me-Muere-Rebeca.

Reflejando sus raíces africanas que incluyen influencias de dominicanos haitianos con actuaciones como la «gaga» (conocida como «rara» en Haití) se celebran los carnavales en Santo Domingo. 

Es una ceremonia que combina vudú, santería y cristianismo. Prepárese para un alboroto absoluto debido que todo empieza desde las 5 de la tarde (le recomendamos que se vaya antes de que oscurezca, a menos que su automóvil esté estacionado cerca).

Carnaval en El Bonao

En la ciudad de Bonao (provincia de Monseñor Nouel), el desfile de carnaval se realiza todos los domingos de febrero a lo largo de la avenida Duarte, que concluye con un espectáculo musical en el parque La Delicia

El primer domingo de marzo, Bonao acoge el Gran Desfile Regional, que reúne bailes callejeros de diferentes ciudades de la región de Cibao Central.

La historia del Carnaval de Bonao se remonta a finales del siglo XIX y, desde entonces, se ha distinguido por la originalidad de sus Macaraos (enmascarados): Los Dragones, Los Furiosos y Los Exorcistas, entre otras danzas populares en las calles.

Ha sido influenciado por el Carnaval de La Vega y desde la década de 1990 se ha enriquecido en la búsqueda de su propia identidad. Los participantes compiten con su mejor disfraz y máscara, dando vida a otro de los carnavales más atractivos y visitados.

El Carnaval en República Dominicana
Los Guloyas

Carnaval de San Pedro de Macorís

Se registró una contaminación de carnaval en las celebraciones de Los Guloyas, una forma de teatro callejero con bailes dramatizados (la mayoría de los argumentos se basan en lecciones bíblicas o leyendas británicas) que proviene de la cultura de los «cocolos».

Trajeron con ellos su música, bailes, religión, gastronomía y bailes populares singulares derivados de la mezcla de prácticas africanas y tradiciones británicas, que se unieron a la variada diversidad cultural dominicana creando, entre otros, un rito de folklore único, Los Guloyas.

Estos son inmigrantes de las Antillas Menores británicas (principalmente Anguila, St. Kitts y Nevis), quienes desde a fines del siglo XIX, que llegaron a la República Dominicana como trabajadores de la caña de azúcar y de la industria azucarera floreciente.

Provienen de la mezcla racial de antiguos esclavos traídos de África y de los colonizadores británicos, y debido a su dedicación, trabajo serio y deseo de conocimiento, han recibido el reconocimiento de la sociedad civil local, integrándose con éxito. 

Anteriormente, solo se presentaban durante la época navideña; Hoy en día, se llevan a cabo principalmente en el marco de las celebraciones de carnaval y también pueden corresponder con las fiestas nacionales y religiosas dominicanas.

Hoy en día, mantienen su identidad cultural original únicamente en los enclaves de San Pedro de Macorís y La Romana (también progresivamente enrarecidos, abarcados por los tiempos modernos y los cambios generacionales).

Las Guloyas visten vistosos trajes coloridos decorados con pequeños espejos y campanas, además de un majestuoso sombrero de varios pies de altura hecho con plumas de pavo real. También llevan terribles vejigas de toro de la tradición del carnaval dominicano y largos azotes.

El Grupo de Teatro de Baile San Pedro de Macorís Goyulas Cocolo fue fundado en la década de 1930 por Theophilus Chiverton, alias Primo, quien llegó a San Pedro de Macorís desde la isla de Nevis en 1923. Fue el pionero en la enseñanza e interpretación de esa tradición folclórica, creando un grupo formado por 4 músicos y unos 10-12 bailarines.

El Carnaval en República Dominicana

Carnaval de Punta Cana

El Grupo Puntacana celebra en cada edición el Carnaval de Punta Cana a lo largo del bulevar Primero de Noviembre como una actuación benéfica para la Fundación Puntacana. 

El evento concluye con un concierto en el pueblo de Puntacana para bailar hasta el anochecer.

Cuenta con la participación de bailes callejeros internacionales de Guadalupe, Haití y Curazao. Los grupos nacionales de Puerto Plata, La Vega, Cotuí, San Juan de la Maguana, Santo Domingo, Barahona, Cabral y Punta Cana, entre otros también participan.

El Carnaval en República Dominicana

Carnaval de Boca Chica

La primera versión del “Carnaval Km36 Carretera Mella”, en el municipio de Boca Chica, se lleva a cabo desde el 14 de febrero hasta el 2 de marzo a través de las calles de esta ciudad turística a pocos kilómetros al este de Santo Domingo.

Cuentan con la participación de más de 15 bailes callejeros y docenas de personajes individuales, así como importantes atracciones artísticas. 

El desfile del carnaval se lleva a cabo todos los domingos a partir de las 2:00 pm. Las actividades se inician el 14 de febrero con un gran desfile de carnaval que marca la apertura del evento.

logo BVT

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito